Queso de cabra

El queso de cabra (que debería ser llamado queso de leche de cabra más apropiadamente) hace referencia a cualquier queso que sea elaborado con la leche de este mamífero.

En este post vamos a mostrarte cuáles son las principales características y beneficios de este queso, así como algunos de los más conocidos de diferentes países.

Características del queso de cabra

La leche de cabra cuenta con un mayor número de ácidos grasos (cáprico, caprílico y caproico) que la leche de vaca, lo que contribuye al sabor ácido característico de los quesos de cabra.

Por otra parte, la leche de cabra cuenta con un mayor número de proteínas que la leche de vaca, siendo esta muy parecida a la leche humana.

Gracias a su escaso contenido en potasio es muy positiva para quienes sufren de problemas renales.

Aunque la leche de vaca es la más popular en el mundo occidental, en el resto del mundo la leche de cabra y sus derivados son los más empleados.

Debido a que el queso de cabra es elaborado a menudo en zonas en las que la moderna refrigeración no siempre está disponible, suele curarse mediante tratamientos de sal.

El queso de cabra lleva siendo elaborado desde hace miles de años, siendo posiblemente el primer producto lácteo en ser preparado.

El queso de cabra es preparado, en su forma más simple, permitiendo que se corte la leche cruda de una forma natural, para posteriormente drenar y prensar la cuajada. Otras técnicas utilizan cuajo o ácido para la coagulación de la leche. Cuando se quiere envejecer, suele ser sumergido en salmuera para conseguir la formación de la corteza, siendo almacenado durante meses en algún lugar fresco.

El color del queso de cabra es más blanco que el elaborado con leche de vaca, debido a que esta contiene betacaroteno, lo que le da un tono ligeramente amarillento.

Beneficios del queso de cabra

Aparte del excelente sabor de los quesos de cabra, estos presentan también unas propiedades muy saludables, por lo que es muy recomendable su inclusión en todo tipo de dieta sana y equilibrada.

A continuación te mostramos algunas de las ventajas que presenta el consumo de queso de cabra.

Bajo en lactosa

La leche de cabra tiene un 1% menos de lactosa que la leche de vaca, por lo que es muy recomendable su consumo en personas que presenten algún tipo de intolerancia a este azúcar. Por otro lado, cuando los quesos de cabra que tienen una larga curación, la lactosa desparece totalmente debido a ciertos procesos internos.

Es más fácil de digerir

La leche de cabra es utilizada en muchos países para la preparación de leches maternizadas. La leche de cabra es casi alicalina, con un pH que está entre 6,7 y 6,8.

Además, su contenido de caseína de tipo alfa 1, responsable de muchas alergias a los productos lácteos, es mucho menor.

Alto contenido en nutrientes

El queso de cabra es una excelente fuente de vitaminas A, D y K, tiamina, niacina, hierro, fósforo, calcio, potasio y riboflavina.

Además de prevenir enfermedades óseas como la osteoporosis, la leche de cabra mejora la salud de uñas, piel y cabello.

Quesos de cabra por países

El queso de cabra es elaborado en un gran número de países: Francia (Bucheron, Pyramide), España (Mató), Portugal (Castelo Branco, Transmontano), Reino Unido (Pantysgawn), Grecia (Anthotiros, Mizithra), Noruega (Brunost), Italia (Caprino) y China (Rubing), entre muchos otros.