Queso cottage

Queso Cottage, cuida tu salud y tu línea

El Cottage es un queso fresco, ligeramente ácido y con un sabor suave que suele utilizarse como acompañamiento para verduras, frutas y ensaladas. También se utiliza exitosamente en tortillas, rellenos de pastelería, sándwiches y numerosos platos al horno.

Por ser un alimento bajo en grasas y rico en proteínas es considerado un refrigerio provechoso y sano, un perfecto complemento nutricional.

En este post vamos a mostrarte la información más interesante de este popular ingrediente de la gastronomía contemporánea.

Historia del queso Cottage

Queso cottage

El queso Cottage, que es conocido popularmente como requesón, ya era conocido en la Antigüedad, aunque el término ?cottage? no se encuentra hasta principios del siglo XIX, en Gran Bretaña.

Cottage, en inglés, significa casa de campo, y en el caso concreto de este queso fresco hace referencia a que su elaboración tenía lugar en las casas de campo inglesas. Estas granjas disponías de las condiciones adecuadas para su fabricación, así como de los ingredientes necesarios.

Los británicos que se desplazaron a América llevaron consigo la tradición quesera de la campiña inglesa, introduciendo en el nuevo mundo las destrezas y las técnicas necesarias para la elaboración de este producto. No son pocos los historiadores que opinan que el queso Cottage fue el primero en elaborarse en América.

La popularidad del requesón hizo que EEUU comenzara su producción a nivel industrial en el año 1916.

Actualmente el queso Cottage es el más popular entre los estadounidenses, que se calcula consumen más de 300 millones de kilogramos al año de este producto. A nivel global, la producción de Estados Unidos representa el 8% a nivel global.

Cómo se elabora el queso Cottage

El requesón es muy rápido y fácil de elaborar en comparación a otros muchos quesos, debido mayormente a que no necesita maduración. Su elaboración requiere una pequeña cantidad de procesamiento y ningún tipo de equipo especializado.

Realmente el aspecto del Cottage es más similar a las cuajadas que a los quesos, aunque su proceso de producción tenga más que ver con el de estos últimos.

En su elaboración se añade un ácido a la leche pasteurizada, baja en grasa y ligeramente agria, de forma que se produzca una separación entre el suero y los sólidos de la leche. Esto puede realizarse mediante la adición de un ácido como el vinagre o de un cultivo bacteriano. Después de que cuaje, se corta en pedazos que permitan la extracción del suero adicional. A continuación, las cuajadas son cocinadas, presionándolas con suavidad para que expulsen más suero de leche. Finalmente se enjuaga la cuajada, añadiéndole la sal.

Algo muy destacable en el proceso de elaboración del requesón en que no requiere de adición de ningún tipo de conservantes. Como consecuencia requiere de un almacenamiento con una temperatura que oscile entre los 2 y los 6 grados centígrados, ya que su vida útil será muy corta.

Características del queso Cottage

El requesón es sorprendentemente rico en nutrientes y, por tanto, muy saludable. Una taza de queso Cottage, aproximadamente 226 gramos, contiene:

  • 163 kilocalorías.
  • 6,1 g de hidratos de carbono.
  • 28 g de proteínas.
  • 2,3 g de grasa.
  • 303 mg de fósforo.
  • 20,2 microgramos de selenio.
  • 1,5 microgramos de B12.
  • 0,4 mg de ribiflavina.
  • 138 mg de calcio.
  • 0,2 mg de B6.
  • 27 microgramos de folato.
  • 194 mg de potasio.
  • 0,9 mg de zinc.
  • 0,5 mg de ácido pantotético.

Todas las variedades de requesón contienen gran cantidad de agua, con una humedad que alcanza el 80%.

Propiedades del queso Cottage

Los elementos nutricionales del queso Cottage le confieren numerosas propiedades beneficiosas para la salud, destacando las siguientes:

  • Densidad ósea: al ser muy rico en calcio y en fósforo, el queso ayuda a fortalecer los huesos.
  • Energía y desintoxicación corporal: este queso fresco ayuda a eliminar los desechos del cuerpo con la creación de de niveles de ácido saludables. También ayuda a reparar células y tejidos tras la realización de ejercicios, minimizando los dolores musculares y aumentando la energía.
  • Pérdida de peso: Su bajo contenido en carbohidratos y grasas convierten al requesón, además de sus muchos valores nutricionales, lo han convertido en habitual en las dietas de culturistas, atletas y, en general, en las de muchas personas que quieren adelgazar mientras mantienen una buena alimentación. Su alto contenido en proteínas provoca una sensación de saciedad que ayuda a que la ingesta de alimentos sea menor, al mismo tiempo que aumenta la masa muscular, fundamental para una mayor quema de calorías.

Sustitutos del queso Cottage

Algunos quesos similares al Cottage, y que pueden ser considerados como buenos sustitutos en la elaboración de numerosos platos, son el queso crema y el ricota.

Tanto el requesón como sus sustitutos son ideales para el acompañamiento de frutas, verduras, ensaladas…, como ya hemos indicado al principio de este post, aunque son utilizados exitosamente con un gran número de alimentos: pescado, carne, pasta, gambas, huevos, panqueques, tartas, pasteles de queso, etc.

El queso Cottage, el popular requesón, es uno de los productos lácteos más sanos para la salud y más versátiles a la hora de combinarlo con las más exquisitas recetas. Su bajo contenido en grasas y su alto nivel de proteínas lo convierten en uno de los mejores aliados para mantener una dieta equilibrada que favorezca tanto a tu salud como a tu silueta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *